viernes, 28 de octubre de 2011

Robo de granos, nueva crisis agrícola

El incremento en el robo de granos es resultado tanto de la diversificación de actividades del crimen organizado y el clima de inseguridad, como del incremento en los precios de los alimentos y la caída en la producción agrícola nacional, advirtió Víctor Suárez Carrera, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC).



"Los sistemas de seguridad y justicia no operan y esto deriva en un aumento de los robos por parte de bandas del crimen organizado a lo largo de las vías del ferrocarril y a transportistas", indicó en entrevista.

El robo "hormiga" de granos en los vagones de ferrocarril, apuntó, es una práctica histórica, que, sin embargo, se ha incrementado en los últimos tres años, principalmente en Chihuahua, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Michoacán, Guanajuato y Estado de México, que se ubican en las rutas de movilización de granos hacia el centro del país.

"Hemos visto que han aumentado los robos del norte al centro, sobre todo en el caso del frijol, que es un grano que se puede vender más caro", comentó.

De acuerdo con Suárez, los granos robados son fácilmente reintroducidos en los circuitos de intermediación en las centrales de abasto y en las bodegas de mayoristas, a los que les conviene comprar maíz barato y elevar así su márgen de ganancia. Los robos, advirtió, encarecerán los costos de los seguros. Los inventarios, detalló, se tienen que asegurar con primas más altas, tanto en su almacenamiento como en su transporte, lo que repercute en su precio en el mercado.

"Esto va a seguir y desafortunadamente las pérdidas de los grandes productores las cargarán a los consumidores", alertó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada